Imagen del gobierno en el exterior

"MES: AGOSTO"

Mi entrevista con Reagan fue significativa, porque para México es muy importante mantener relaciones cordiales con Estados Unidos. Necesitamos evitar que nuestro trato esté permeado por el recelo, pues sabemos que cualquier acción irreflexiva de nuestra parte puede traer como consecuencia una reacción grave de parte suya. Recordemos que ellos pueden complicar nuestros asuntos internos.

Precisamente por nuestra vulnerabilidad, resulta importante preocuparnos sistemáticamente por un desarrollo adecuado de nuestra imagen en el exterior. Lo hemos hecho y, la verdad, hemos obtenido resultados mayores que nuestro esfuerzo. Manuel Alonso, el director de Comunicación Social de la Presidencia, ha ido a Estados Unidos a buscar a los directivos de los principales diarios; ha platicado con ellos; les ha tenido alguna atención, y los ha invitado tanto a mi toma de posesión como al Primer Informe de Gobierno. Por otro lado, hemos logrado un servicio de noticias que insertamos mediante tarifas reguladas en las cadenas televisivas norteamericanas.

Nuestra política internacional ha sido bastante activa; los secretarios han viajado de manera sistemática a diversas áreas. Hemos penetrado sin necesidad de discursos rimbombantes. Nuestra imagen ha mejorado en los Estados Unidos y en Europa, así como ante determinados bloques, por ejemplo, entre los árabes. A ellos nos hemos acercado con una mayor comunicación en el área del petróleo.

En América Latina, nuestras relaciones han mejorado no sólo por nuestra actividad en Contadora, sino también porque hemos estrechado nuestra relación con Venezuela, Colombia y Brasil. Por otro lado, se nos otorgó la presidencia del Grupo de los 77, y a Silva Herzog se le nombró, en el Fondo Monetario Internacional, vocero para América Latina, así como Ministro de Finanzas del Año.

Hemos logrado una buena relación con los socialistas. Los cubanos reconocen que, durante mi primer año de gobierno, les he enviado más secretarios de Estado que cualquier otro gobierno mexicano en ese mismo lapso. Notan que nuestro acercamiento a ellos no ha sido consecuencia, como ocurrió en el pasado, de que el gobierno enfrentara algún problema con la izquierda y buscara un acercamiento con ella por medio de los cubanos.

En fin, nuestras relaciones públicas con el exterior han sido, hasta el momento, bastante exitosas. Por lo menos así parecen mostrarlo los recientes reportajes que han sacado periódicos de diversas partes del mundo sobre nuestro país.

 
.:: Miguel de la Madrid Hurtado: Cambio de Rumbo ::.